fbpx

4 Técnicas de cocción saludables

Las 4 técnicas de cocción saludables que decidamos utilizar en nuestro día a día,  no solo afectarán a la cantidad de nutrientes que conservemos. También podrán hacer que varíe mucho el aporte calórico de los ingredientes. Porque no es lo mismo freír unas patatas en una sartén que ponerlas en el horno.

La alimentación de una cocina saludable incluye una gran variedad de alimentos sanos. Estos alimentos te proporcionan los nutrientes que necesitas para mantenerte sana, sentirte bien y tener energía. Cuando hablamos de nutrientes sanos, significa que estos alimentos incluyen las proteínas, los carbohidratos, las grasas, el agua, las vitaminas y los minerales necesarios para una óptima salud de nuestro organismo.  Los alimentos de origen vegetal son indispensables para ello. Las frutas, hortalizas y verduras deberían estar presentes todos los días en las distintas comidas que hacemos. Pero las legumbres, los frutos secos, los huevos, las carnes magras, el pescado, los lácteos (sin azúcar), los cereales integrales y las semillas también son alimentos indispensables para nuestra cocina saludable.

Consejos para adoptar buenos habitos

Además de seguir una alimentación equilibrada, para tener unos hábitos de vida saludables es indispensable la práctica de ejercicio físico. El descansar bien por las noches también es indispensable para tener una vida saludable. La importancia de seguir estas pautas es vital para tener una buena salud. Por eso es importante que seas constante en la realización de estos hábitos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda llevar un estilo de vida saludable para mantener una buena salud. 

Consumir alimentos crudos  (como las frutas o las verduras) es beneficioso para la salud y contribuye a aprovechar todos los nutrientes que se encuentran presentes en ellos de manera natural. Eso sí, tienes que asegurarte de lavarlos bien antes de comértelos.

Para comer de manera saludable es importante que sigas las recomendaciones arriba indicadas. Pero también debes tener en cuenta la manera de cocción de los alimentos. Cada técnica que se utiliza para cocinar, la plancha, la brasa, etc. cambia completamente la calidad de los alimentos como así también su sabor y su valor nutricional. Pasamos a detallarte algunas de las 4 técnicas de cocción saludables que puedes utilizar en tu cocina para llevar un estilo de vida saludable.

Al vapor

Es una técnica de cocina saludable muy sana y puede aplicarse a muchísimos alimentos. Con la cocción al vapor todo son ventajas. Una de las formas de disfrutar de texturas, sabor y sobre todo de cocinar de forma sencilla, sana y económica.  Es un método de cocción que solo emplea vapor de agua  u otro líquido, sin sumergir los alimentos en el agua. Se trata básicamente de cocinar los alimentos en un colador o cesto con orificio exponiéndolos al vapor del agua. Al vapor, conseguimos que los alimentos se vayan cociendo poco a poco, sin sobrepasar los 100 ºC. Así conseguimos que las vitaminas y los minerales se conserven. Gracias a la cocción a baja temperatura, sobretodo los nutrientes de las verduras se conservan bien.

A la plancha

Cocinar a la plancha es una de las 4 técnicas de cocción saludables más recomendadas. Se requiere muy poco aceite, y los alimentos se cocinan rápidamente manteniendo todo su sabor.  Además es una técnica muy sencilla y rápida. Y te permite cocinar varios alimentos como carnes, verduras, hamburguesas veganas, pescados, etc.

Lo más normal es que utilicemos una plancha para hacerlo y no en una sartén. Podemos obtener platos de cocina saludable muy llamativos, con bonitos tostados y un magnífico aroma y sabor. Si además, cocemos en la plancha productos de proximidad, los sabores que podremos conseguir serán mucho más jugosos.

Al horno

Cocinar en el horno es otra de las técnicas de cocina saludable que queremos tener en cuenta. Un método de cocción apropiado para una gran variedad de alimentos: verduras, empanadas veganaspizzas veganas,  pizzas, tartas, gratinados, pescados, etc. Nos permite preparar toda clase de platos y de ingredientes de una manera más sana y sin menos grasas. Podemos conseguir un sabor muy logrado y especial. Otro aspecto importante es que los nutrientes de los alimentos permanecen casi intactos. Para tener una vida saludable es más recomendable cocinar al horno que una sartén por ejemplo. Así evitamos usar grandes cantidades de aceite.

A la brasa

¿Has probado alguna vez cocer las verduras a la brasa? ¿Verdad que son deliciosas? Sabemos que es una técnica de cocción saludable difícil de utilizar habitualmente. Entre otras cosas, porque necesitamos hacerlo al aire libre. Al asar los alimentos a la brasa, gracias al humo, éstos adquieren un peculiar y delicioso aroma. Por ejemplo, las verduras a la brasa retienen más vitaminas y minerales. Tenemos que tener en cuenta que  las verduras que haces a la parrilla son generalmente frescas, de temporada y algunas veces productos de proximidad. Mucho más saludables que las versiones enlatadas o fritas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

[zcwp id = 1]