fbpx

Almendras y la cocina saludable

Las almendras y la cocina saludable están estrechamente relacionadas. Se trata de un fruto seco con múltiples propiedades. Un fruto seco perfecto para recargar nuestros niveles de energía. Ya sean crudas o con piel, peladas, fileteadas o molidas. Son un buen complemento para una vida saludable. Además las almendras son un ingrediente muy versátil ya que las podemos utilizar en varios platos en forma de rodajas, copos, harina, etc. Y si puedes encontrarlas como producto de proximidad, todavía tendrán mucho más valor para ti.

En la repostería, la almendra es muy utilizada como ingrediente en la elaboración de postres tradicionales. Como los turrones, los mazapanes, los helados, etc. Para la Comunidad Vegana, la leche de almendra resulta una gran opción por el gran aporte de proteínas.

¿Existe relación entre las almendras y la cocina saludable?

¡Pues claro que si! La mejor manera de disfrutar  las almendras y la cocina saludable es tomar un puñado de almendras crudas y con su piel. Un puñado de almendras, en general corresponde a 20 g. Unas 20 almendras dependiendo del tamaño, son unas 126 calorías. Las almendras no son un alimento milagroso, pero sí son un alimento que hay que tener en cuenta en la dieta. 

Aunque queramos perder peso, no es conveniente evitarlas. Una investigación publicada en la revista “European Journal of Clinical Nutrition” resultó muy interesante. Descubrió que los participantes que comieron un puñado de almendras todos los días experimentaron una reducción de la sensación de hambre. Además, sin aumentar su peso corporal. Las almendras son aptas para todos por sus bajos niveles de azúcar, especialmente para personas con diabetes porque ayudan a reducir el azúcar en sangre.

Comer almendras aporta numerosos beneficios para la salud. En concreto, sustituir el consumo de bollos ricos en carbohidratos por este fruto seco. Aunque aporta las mismas calorías te puede proteger frente a las enfermedades cardíacas. Asímismo, en personas con factores de riesgo y también en mujeres embarazadas.

El 35% de los españoles tiene un consumo regular de  frutos secos. Según datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) acerca de la Alimentación en España, en cada español el consumo de almendras  es de  3,13 kilos al año.

Propiedades y beneficios de las almendras

Contienen grasas sanas

Su riqueza en grasa es la característica más importante de la almendra.  El 54% de peso de la almendra seca se debe a su contenido en ácidos grasos. El 65% de las grasas que contiene la almendra son grasas monoinsaturadas, como las del aceite de oliva. El 26% poliinsaturadas y solo una pequeña parte (menos del 10%) son grasas saturadas. Las “grasas saludables”, presentes en la almendra, actúan como un  bálsamo para nuestro corazón. Facilitando, así, su buen funcionamiento.

Además, las almendras y el colesterol están muy relacionados. Estas grasas ayudan a subir los niveles de colesterol “bueno” (HDL). Y también, ayudan a reducir el colesterol “malo” (LDL) en el cuerpo. Por otro lado, las almendras y la cocina saludable, también contribuyen a la salud de nuestro sistema circulatorio. Porque, a través de los aminoácidos y ácidos grasos presentes en su composición, protegen y fortalecen las paredes de las arterias.

Aportan proteínas

Otra de las propiedades y beneficios de las almendras es que tienen un alto contenido de proteína (6 gramos por 25 almendras). Su densidad te hará sentirte lleno por más tiempo. Contienen proteínas vegetales que ayudan a regular los niveles de colesterol en la sangre. Reducen el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Tienen un alto contenido nutricional, que también ayuda si quieres perder peso. Al ser una buena fuente de proteínas, las almendras funcionan como tonificante y reconstituyente muscular. En especial para deportistas, niños y adolescentes. Es por eso, que muchos ciclistas o maratonistas llevan una bolsita con almendras al competir.

Aportan energía

Se considera un alimento altamente energético, 575 kcal por 100 gramos de parte comestible. Debería incorporarse en dietas que tengan una alta demanda energética, como es el caso de los niños y deportistas. Las almendras aportan energía al cuerpo, sin tener un alto nivel de glucosa. Por lo tanto, quiere decir que son una fuente de energía muy buena, tanto para personas que sufren de diabetes como para las que no.

Ricas en calcio y otros minerales beneficiosos

Las almendras son buena fuente de calcio. Una ración de 30 gramos de almendras cubrirá el doble que el mismo peso de leche. Llegará a satisfacer un 9% de la necesidad diaria de calcio. Los altos niveles percentuales de delcio, fósforo y magnesio, benefician a nuestros dientes y huesos porque los fortalecen. También ayudan a combatir la ansiedad e irritabilidad. Cuidan nuestros músculos y ayudan a prevenir el insomnio, así como a descansar de manera más profunda. Cabe agregar que son un alimento excelente para prevenir la osteoporosis por su alto contenido de calcio.

Contienen vitamina E

Todos los frutos secos son ricos en vitamina E, pero la almendra es la que más concentra estos compuestos, con 24,2 mg por cada 100 gramos.  La principal característica de la vitamina E es su propiedad antioxidante. Basta por lo tanto introducir en nuestra dieta unos 50 gramos de almendras para obtener toda la vitamina E que necesitamos al día. Con la cantidad de vitamina E, magnesio y zinc que aportan, nos ayuda a reforzar el sistema inmunitario.

Contiene vitamina B2

Esta vitamina es muy importante para nuestro organismo. Es una de las principales que se ocupa de que la piel esté en perfecto estado y de la oxigenación de la córnea. También se encarga de nivelar la visión.

Benefician al cerebro

Una buena manera para mantener nuestro cerebro en forma, lúcido y activo, es comer almendras. Los ácidos grasos no saturados y el fósforo que tienen las almendras, ayudan a potenciar el buen rendimiento del cerebro. Son muy útiles para prevenir cambios de humor repentinos, pérdidas de memoria y bajo rendimiento intelectual.

Son beneficiosas durante el embarazo.

Varios estudios han demostrado que las almendras son una fuente rica en “ácido fólico”. El cual ayuda al cerebro y al desarrollo neurológico del feto. Contienen también vitamina E, que protege al bebé del futuro riesgo de asma.

Las almendras son una buena opción para incorporar en tu dieta a lo largo de los 9 meses y el período de lactancia. Contienen muchas proteínas y minerales que ayudan a la mamá y al bebé. Además, estimulan la producción de leche materna.

En definitiva, los beneficios y propiedades de las almendras son muy variados y recomendados para nuestra salud. Además, las almendras y la cocina saludable, están muy relacionadas. Es necesario recordar este fruto seco y conseguirlo de un proveedor de confianza.

Summary
Almendras y la cocina saludable
Article Name
Almendras y la cocina saludable
Description
Las almendras y la cocina saludable tienen mucha relación, son un ingrediente muy versátil ya que las podemos utilizar como ingrediente de varios platos.
Author
Publisher Name
La Cuina de la LOre
Publisher Logo

Leave a Reply

Your email address will not be published.

[zcwp id = 1]